Llevar un negocio o realizar una actividad profesional tiene muchas similitudes con aventurarse en una escalada